¿Cómo montar tu propio escape room casero?

¿Cómo montar tu propio escape room casero?

Si eres un apasionado de los juegos de escape y quieres probar algo diferente, te proponemos un escape room casero que puedes montar tú mismo. Dale rienda suelta a tu imaginación y desarrolla tus habilidades creativas. Disfruta de esta revolución en ocio y ¡no te pierdas esta experiencia!

Elige la estancia para tu escape room casero

Lo primero que tienes que elegir es la sala donde realizarás la actividad. Puedes escoger la estancia que más te guste y ambientarla para recrear el escenario que finalmente decidas.

Una vez hayas elegido una sala, es importante que tenga cerradura para que los participantes no puedan salir de ella hasta haber completado el juego.

Te dejamos dos ideas para que te sirvan de inspiración: una de las habitaciones podría ser la celda de una cárcel. El salón lo puedes decorar como un laboratorio. En él se ha creado un virus y debes escapar antes de que se propague.

¿Qué materiales necesitas?

Ahora que ya tienes la ambientación perfecta para tu escape room casero, ¡toca prepararlo! Para que sea lo más ajustado a la realidad tienes que hacerte con los siguientes materiales:

  • Un candado no puede faltar en cualquier escape room casero y si es con combinación numérica, mucho mejor. Así los participantes tendrán que colaborar entre ellos para averiguar la numeración y poder abrirlo.
  • Si quieres complicar un poco más el juego, las cajas con llave son una muy buena opción. Puedes esconder la llave en algún lugar al que los jugadores solo tengan acceso mediante pistas que irán descubriendo en el desarrollo del escape room.
  • La peculiaridad de esta actividad es que tiene tiempo limitado. Por eso debes hacerte con un reloj para controlar cuándo es el momento en el que termina el juego.
  • Un cuaderno simple de los que tengas en casa te servirá para escribir alguna pista o mapa.
  • Si quieres utilizar la tecnología, puedes usar tu ordenador o tablet para esconder pistas. Para acceder a ellas habrá que averiguar el patrón de bloqueo, por ejemplo.

Aprovecha sobre todo los espacios de la habitación que conozcas perfectamente para ocultar pistas y objetos. Esconderlos en sitios difíciles hará que el juego sea más mucho más divertido. Además de todos estos puntos, si lo necesitas puedes buscar imágenes como inspiración. Te servirán de ayuda para las pruebas con acertijos y escondites.

Disfruta con Red Room Escape

¡Pues ya lo tienes! Con estas claves puedes poner en marcha tu escape room casero. Sorprenderás a tus amigos con una actividad original hecha por ti mismo.

Si te has quedado con ganas de más, te invitamos a probar Red Room Escape donde disfrutarás de una experiencia única e irrepetible. Es la oportunidad para poner a prueba tu ingenio ¡llámanos y reserva ya!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies